La teoría excluida: el origen africano en el Padre José de Acosta

Blogging Profesional & Creativo

La teoría excluida: el origen africano en el Padre José de Acosta

8 octubre, 2018 Historia Historias Develadas 0

La Teoría Excluida: el origen africano en el Padre José de Acosta

Escucha”La teoría excluida, el origen africano en el padre José de Acosta” en Spreaker.

Luego de la llegada del almirante Colon, de quien dice la historia oficial que murió creyendo haber descubierto la ruta a la China y la India; codiciadas por los europeos por sus riquezas; se iniciaron las teorías o prototeorías del posible origen de esas gentes, a las que Colon primero alabó, y que luego animaliza, por obvias razones de invasor que encuentra resistencia entre los invadidos.

Estas teorías pasaban por ubicar a la tribu perdida de Israel como posible origen de los pueblos nativos encontrados en el denominado novo mundo; pero hubo una teoría que fue peculiarmente oculta, sobre todo en el posterior estudio de los registros de los primeros exploradores de estos territorios.

Se trato de la versión que establecía que los aborígenes venían de África; pero lo mas curioso es que de esta tesis se oculto el hecho de que muchas de estas naciones aborígenes presentaban desde un comienzo algunos elementos que permitían a los cristianos exploradores hacer este señalamiento de los posibles orígenes africanos del hombre americano.

Uno de los primeros cristianos en señalar abiertamente el origen africano, de los mal denominados indios, es el Padre José de Acosta, quien en su obra publicada en 1590, titulada “Historia Natural y Moran de las Indias”, señala dejando planteado una incertidumbre y a la vez una afirmación, cuando señala
” sabemos de cierto que ha muchos siglos que hay hombres en estas partes, y por otra no podemos negar lo que la Divina Escritura claramente enseña, de haber procedido todos los hombres de un primer hombre, quedamos, sin duda, obligados a confesar que pasaron acá los hombres de allá, de Europa o de Asia o de África, pero el cómo y por qué camino vinieron todavía lo inquirimos y deseamos saber.”

En esta idea de José de Acosta estan claramente definidas dos posiciones, que podemos presumir serias para la época, como lo es que los europeos ya asumen para este momento que los denominados indios son humanos; posición que el pensamiento teológico definió como tal, según lo decreto el Papa Paulo III quien fija que los nativos americanos son seres humanos, el 2 de Junio de 1537.

Ahora bien, el carácter o condición humana de los nativos americanos y sus derechos inherentes serán parte de un debate que se debe continuar; pero lo mas curioso del aporte de José de Acosta es el hecho de reconocer el origen del poblamiento americano en tres continentes, Europa, Asia y África; mas sin embargo para el pensamiento científico moderno este jesuita es el progenitor de la tesis del poblamiento asiático, excluyendo tanto la hipótesis europea como la africana.

La primera de ella, se niega de plano, porque afirmar que los antiguos pobladores llegaron de lo que actualmente se conoce como Europa es dejar explicita una condición de igualdad que las posteriores ciencias modernas no reconocerán; sino basta recordar la taxonomía humana propuesta por Kant
“En los países tórridos el hombre madura antes en todos los aspectos, pero no alcanza la perfección de las zonas templadas. El género humano en su expresión más perfecta se manifiesta en la raza blanca. Los indios amarillos poseen un exiguo talento. Los negros tienen un nivel aún más bajo, y el más bajo de todos es el de una parte de la población americana”

Y en esta misma concepción filosófica de Kant se fundamenta la negación cualquier idea tendiente a señalar que los antiguos africanos, a los que la ciencia moderna cataloga homogéneamente de negros; fueron capaces de poblar el nuevo mundo.

Por tales razones, del padre Acosta solo se menciona el posible origen asiático, al que no negamos, ocultando la posibilidad europea y africana y dejando como único posible origen del poblamiento americano a Asia, idea esta que debe ser revisada desde un punto de vista capaz de desmontar el eurocentrismo que nació de la mano de la invasión europea y de las ciencias modernas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *